El Ejercicio Aérobico

¿En qué consiste? ¿Cuánto y cómo hacerlo?

En la actualidad, la mayor parte de la población sufre de sedentarismo, la vida cotidiana, muchas veces, deja poco tiempo para hacer ejercicio, y el uso del automóvil ha reemplazado en muchos casos a un buen paseo. Sin embargo, la inactividad física está estrechamente relacionada con los problemas de salud, y a la contra, las personas que practican habitualmente un deporte o tienen unas rutinas de actividad más intensas, suelen gozar de mejor salud. De hecho, las personas que tienen un gasto calórico de aproximadamente 2.000 kcal. por semana, presentan un índice de mortalidad mucho más bajo con relación a poblaciones sedentarias.

Por este motivo, saber cuánto ejercicio aeróbico hacer y cómo realizarlo, te permitirá aprovechar al máximo sus beneficios, entre los que se incluyen también la quema de grasa gracias al uso de forma intensiva del oxígeno durante su realización.

¿En qué consiste el ejercicio aérobico?

El ejercicio aeróbico es un ejercicio físico el cual necesita implícitamente de la respiración para poder realizarse. El ejercicio aeróbico consiste en la realización de actividades con menor intensidad que las realizadas en el ejercicio anaeróbico, pero durante periodos más largos de tiempo (correr, andar, nadar etc.), lo que hace mantener una frecuencia cardíaca más elevada. En tal tipo de ejercicios se usa el oxígeno para “quemar” grasas y azúcar (aeróbico significa literalmente “con [oxígeno]”, y hace referencia al uso de oxígeno en los procesos de generación de energía de los músculos). Para obtener dicha energía es preciso quemar hidratos y grasas, y para ello se necesita oxígeno.

A diferencia del ejercicio anaeróbico, el aeróbico no aumenta la masa muscular.

¿Qué debes saber antes de realizar ejercicio aérobico?

Lo ideal es practicar este tipo de actividad durante aproximadamente entre media hora y cuarenta y cinco minutos en cada sesión. De esta manera, damos tiempo a nuestro cuerpo para que queme las grasas sobrantes

Si tenemos tiempo, lo ideal es realizarlo al menos cinco veces por semana. En este tipo de actividad, las articulaciones y los músculos no sufren, en general, mucho desgaste, por lo que con este tiempo de pausa será suficiente para que el cuerpo se recupere.

Y ten en cuenta, que siempre puedes aprovechar tus actividades cotidianas para entrenarte. Por ejemplo, camina o utiliza la bicicleta en lugar de usar el coche etc.

En Joyfit tenemos a tu disposición actividades como el aerobic o la zumba con las que, además de hacer ejercicio, te divertirás, por lo que el tiempo se te pasara más rápido.

Sus beneficios

  • Aumenta la capacidad de resistencia.
  • Reduce la grasa corporal, por lo que si deseas adelgazar es un ejercicio ideal. Para conseguir la pérdida de peso, el ejercicio se debe practicar habitualmente y con una intensidad moderada.
  • Incrementa los niveles de absorción de calcio, fortaleciendo los huesos y reduciendo el riesgo de fracturas.
  • Disminuye la presión arterial y a reduce los niveles de colesterol LDL (“colesterol malo”), aumentando al mismo tiempo los niveles de colesterol HDL (“colesterol bueno”). De esta forma, disminuye el riesgo de infarto.
  • Mejora la función cardiovascular y la capacidad pulmonar, así como la circulación sanguínea y la oxigenación del organismo, lo que significa un incremento de nuestra capacidad para realizar esfuerzos, y una mejoría general de las diversas funciones del organismo.
  • Al realizar ejercicio, se liberan endorfinas en el cerebro, unas proteínas asociadas a la inhibición del dolor que influyen en el estado de ánimo, la calidad del sueño y el bienestar general. ¡Y aumenta la autoestima!

¿A qué estás esperando para comenzar a practicarlo?